martes, 7 de julio de 2009

Detenidas 8 personas, entre ellas tres guardias civiles, por un alijo de 815 kilos de cocaína

Reacciones: 

EUROPA PRESS - VIGO/MADRID - 06-07-2009

La droga fue localizada en un polígono industrial de A Coruña en un cargamento de gambas congeladas que entró por el Puerto de Marín.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a ocho personas, entre ellas un abogado de Vigo y tres guardias civiles, e intervinieron un alijo de 815 kilos de cocaína que arribó al Puerto de Marín (Pontevedra) camuflado en un cargamento de gambas congeladas que fue interceptado posteriorente en un polígono industrial de A Coruña.Según informó la Policía, los detenidos importaban la droga desde Ecuador y garantizaban su entrada en España ‘sin ningún tipo de control’. Entre los arrestados, se encuentra un sargento destacado en el Puerto de Marín (Pontevedra) que fue detenido la noche del pasado viernes en un asador del municipio de Cangas do Morrazo, según informaron fuentes próximas a la investigación.

Un subteniente en situación de reserva y un guardia civil también fueron detenidos en el marco de este operativo, en el que han colaborado efectivos de la DEA estadounidense, los carabineros de Chile y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

Las investigaciones, que se han desarrollado durante un año, se iniciaron al tener conocimiento de que un grupo organizado estaría introduciendo importantes cargamentos de cocaína a través de algún punto de Galicia. Las primeras pesquisas vincularon la actividad criminal con un abogado, César P., quien dirigía la organización desde su despacho en Vigo.

‘ENVIOS SEGUROS’ DE DROGA

Según los investigadores, este abogado supuestamente había diseñado una ruta para el tráfico de estupefacientes desde Sudamérica hacia España. Bajo el amparo de una empresa tapadera que daba apariencia de legalidad a las importaciones, ofrecía a diversos narcotraficantes la posibilidad de ‘envíos seguros’ de droga.

Para ello, el letrado contaba con integrantes de la organización que garantizaban que los envíos recibidos en el Puerto de Marín franquearían éste sin verse sometidos a ningún tipo de control documental o físico. Durante el transcurso de sus actividades delictivas, el líder del grupo mantuvo contactos con diversos traficantes a los que ofrecía su infraestructura para el tráfico de drogas. Fue el pasado mes de mayo cuando los agentes detectaron que una persona vinculada a la organización se había desplazado hasta Ecuador para presumiblemente organizar 'in situ' un envío de cocaína. Los policías constataron que el cargamento había partido de Guayaquil (Ecuador), haciendo escala en Cartagena (Colombia), para arribar al puerto pontevedrés de Marín.

En ese momento, se estableció un dispositivo que permitió localizar este cargamento en un polígono industrial de A Coruña. La mercancía legal declarada del contenedor era de gambas congeladas aunque en las últimas cajas se hallaron bajo una primera capa de gambas, un total de 815 paquetes de cocaína de un kilogramo de peso cada uno.

Tras frustrar el último envío de la banda, los agentes detuvieron a los ocho integrantes de la organización, incluido el abogado que lideraba la organización de narcotraficantes.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Greco Galicia de la Comisaría General de Policía Judicial, de la Udyco de la Jefatura Superior de Policía de Galicia y la colaboración de las oficinas de la D.E.A en Madrid, Chile y Panamá, los carabineros de Chile y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

2 comentarios:

  1. Como siempre la guardia civil fomentando el mercado negro, simplemente vergonzoso.

    ResponderEliminar
  2. Hay quien dice que cuantos más policías son detenidos por estar conchabados con los narcos, más se demuestra la eficacia de las FSE. Entonces, en países como México (modelo hacia el que parece nos encaminamos por la recurrencia de estos casos) deben de tener la policía más eficaz del mundo. Hay gente que parece tener el cerebro de adorno.

    ResponderEliminar